Nuestra lactancia materna

MARAVILLOSA

Así, en grande.

Yo no tenia muchas esperanzas puestas en ello. De hecho, me iba a dejar llevar. Si podíamos pues bien y si no pues también. Mi hermana y yo hemos sido niñas de biberón y en mi familia cada madre ha hecho lo que ha querido: pecho o biberón.

En cambio entre mis amigas he visto muchas ilusiones truncadas por tener muchas ganas de dar el pecho y no poder por problemas en el parto, con la subida de leche o con las grietas y mastitis.

Yo me iba a dejar llevar. Tenia algún biberón de los que vienen en las canastillas para “porsiacaso” y ya. A esperar al momento del parto y ver que tal.

Y allí estábamos, llegó el día. Nenito salió, me lo pusieron encima y se enganchó! Que sensación mas bonita 🙂 . Como nació a las 21’38 horas más las 2 horas y pico de piel con piel, cuando subimos a la habitación ya era hora de dormir. El conmigo, en mi camilla y rodeados de barrotes para no caernos ninguno de los dos. Y mamaba y paraba y dormíamos….poco….pero algo dormimos.

Al día siguiente él dormía, se despertaba, me lo arrimaba y empiezan los primer comentarios: “Separale la nariz que se va a asfixiar” “ya han pasado 3 horas, despiertale y que coma”…..que digo yo, que el sueño también alimenta, no? 😉

A las 48 horas nos dieron el alta y cita al día siguiente para revisión de peso. Ese día, domingo, ha sido de los peores de mi vida. Volvimos al hospital y Nenito estaba amarillo cual primo hermano de Bart Simpson. Le pesaron y había perdido el famoso 10% de peso que pueden perder los bebés, pero en su caso eso era casi medio kilo y después de una analítica en donde vieron sus niveles de sodio disparados nos tocó ingresar en Neonatos. A mi me acababa de subir la leche.

Fueron los dos días más largos de mi vida. Me acababan de dar a mi bebé y en 12 horas me lo habían quitado. No podía parar de llorar.

En Neonatos nos dejaban estar 24 horas con él y hacer tomas cada 3 horas. Pero con el parto tan reciente me recomendaron irme por la noche a descansar a casa, que ellos se encargaban de las tomas. Si yo me podía sacar suficiente leche pues bien, si no, le tendrían que dar leche de fórmula porque lo primero era el bebé.

Y así hicimos. Durante el día allí estaba yo la mayor parte del tiempo. Mirándole tomar rayos uva con sus gafitas y sólo en pañales. Tan indefenso. Y cada 3 horas cambio de pañal y a comer! Por la noche nos íbamos a casa y cada 3 horas me despertaba a sacarme algo de leche para alguna toma del día. Cuanto más tiempo estuviera bajo la luz mejor y menos tiempo en brazos.

No tendré palabras suficientes para agradecer el trato que nos dieron en Neonatologia del Hospital Universitario Infanta Elena en Valdemoro. Estaban totalmente pendientes de los bebes y sus mamas y estoy segura que parte del éxito en nuestra lactancia es por ellos. Porque me enseñaron con mucha paciencia como hacerlo bien.

En estos más de 6 meses de lactancia materna sólo he tenido una pequeña ampolla en uno de los pezones. Yo lo achaco a una noche de “bufet libre” que tuvimos Nenito y yo para poder dormir. Ni una grieta, ni mastitis, ni dolor. Si alguna molestia por subida de leche o pechos muy cargados. Pero nada más reseñable.

No ha sido fácil, es muy sacrificado esto de la lactancia en exclusiva. Con lo pudorosa que soy yo y todo el día con la teta fuera. Son meses en los que escuchas de todo y nada bueno. Pero Nenito aumenta su peso en 1 kilo al mes, está sano y feliz. Cuando te acaricia la espalda con su manita te deshaces, y cuando te mira con cara de pillo te lo quiere comer mientras lo tienes enganchado a ti. Mientras yo he sido su único sustento día y noche.

Ahora que ya estamos con la lactancia mixta y empezando a comer purés echo de menos las jornadas interminables de teteo. Así que cuando esta ñoño, o con alguna vacuna puesta o malito con mocos y tos o que no se quiere dormir, lo sigo acercando a mi para tener nuestros momentos. Momentos que no volverán y que han sido muy especiales.

Sin duda recomiendo la lactancia materna. Pero sin obsesión. Sólo con ilusión y a disfrutar!

 

 

Anuncios

5 comentarios en “Nuestra lactancia materna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s