No soy nadie sin mi SmartPhone

Entre mis aventuras del mes de abril se encuentra mi smartphone estropeado, snif snif

Estaba yo felizmente wasapeando con Nene cuando la pantalla decidió apagarse. Las luces de aviso se seguían viendo pero la pantalla se quedó negra.

Al principio no le di más importancia que la de apagar y volver a encenderlo, cargarlo por si era la batería…..hasta que llegó Nene del trabajo y decidimos ir a la tienda a preguntar por la reparación…total, el móvil está en garantía!

Este es mi maravilloso Samsung S4

Muy feliz me las veía yo con mi factura en mano hasta que llegué a la tienda y el “encantador” dependiente me dijo algo así como: “Uy, eso es la pantalla y no lo cubre la garantía, prepárate!”

Entré en #ModoPanicoOn. Hacía 2 meses que el smartphone de Nene había pasado por taller por algo parecido y ya me sonaba la factura.

El individuo no hacia más que preguntarme si se me había caído….y yo, muy segura de mi misma le decía que no, que yo sólo estaba wasapeando. (Es verdad, en el momento del apagón yo wasapeaba…..otra cosa son las tropecientas veces que se me ha caído al suelo y no le ha pasado nada -ingenua yo!-)

Así que me abrió un expediente para mandarlo a Samsung. ¿Y todo lo que hay dentro? No me digas que iba a perder año y medio de Aplicaciones Varias!! Las fotos no me preocupaban porque hace ya tiempo que había instalado Dropbox tanto en mi pc como en el móvil, así que todas las noches se hacía una copia de seguridad pero, ¿y mi control de los ciclos menstruales? ¿y todas las notas que tenía guardaditas para un futuro?

Nunca jamás me había pasado algo parecido. Tengo la fea costumbre de cada 2 años cambiar de móvil y siempre ha sido por elección propia, así que me daba tiempo a traspasar lo que quería de uno a otro.

Mi anterior móvil no me convenció del todo. Lo compré nada más salir por necesidad y creo que yo le pedía demasiado. Fué mi primer smartphone y me acostumbré a lo bueno, a tener todo lo que quisiera en la palma de la mano.

Mi anterior SmartPhone, Sony Xperia P

Mi anterior SmartPhone, Sony Xperia P

Y llegaron las Navidades del 2013 y el lanzamiento del Samsung S4. Ya conocía como eran los terminales porque Nene tenía un S2 y estaba encantado con él (hasta que lo perdió este verano). Mi compañía telefónica me hizo una buena oferta y allí que me lancé. Se hizo la luz!!! Mi anterior móvil no conectaba bien con mi coche a través de Bluetooth pero este, ay este que maravilla de conexión!!

No es que sea muy atrevida para conducir por el centro de Madrid, el día que repartieron la orientación yo debía estar de vacaciones, pero con el Google Maps lo tenía solucionado. Vale que no me entero demasiado bien de las indicaciones, me cuesta contar las salidas en las rotondas, pero antes o después llego a los sitios.

Ahora que me había lanzado al mundo bloggil me instalé también WordPress, con mis avisos de nuevos seguidores, comentarios (ay como me gustan 🙂 ). Así que lamento si no actualizo esto todo lo que quisiera o no contesto a los comentarios, hasta que no llego a casa y me siento delante del pc no hay manera de hacerlo. 😥

Para controlar mis ciclos usaba Calendario Periodo Menstrual y OvuView. Qué fácil es acostumbrarnos a lo bueno. Ya tenía ambas aplicaciones casi casi sincronizadas…había una diferencia de 2 días en el “supuesto” periodo de ovulación.

Y por no hablar de las redes sociales, Facebook, Instagram, Twitter,……creo que estoy enganchada a todas las habidas y por haber y las echo de menos!!! Buaaahhhhhh, buaaaahhhhhh.

El “simpático” del dependiente me “ofreció” (vamos, que casi se lo tengo que pedir de rodillas) un móvil de sustitución…..ejem. Un móvil Alcatel, creo que es, de concha. Mi cara era un poema cuando me lo dió tal cual, sin cargador ni nada de nada. Pelao y mondao.

Mi móvil de sustitución

Mi móvil de sustitución

Menos mal que tras preguntar y preguntar, mi cuñada tenía en un cajón su Sony Xperia P y me lo ha prestado. El mio lo vendí en cuanto pude y ahora me arrepiento.

Más de 10 días han pasado y no me ha llamado nadie para darme el susto del mes, creo que la gracia ascenderá a 140 €, más lo que aún me queda de financiación de terminal, no se yo si me compensa el cambio. Me queda aún 6 meses de permanencia…….y que hago yo hasta entonces!!!

¿Alguien en la sala que sea dependiente del móvil como yo? ¿Os gusta controlar vuestro día a día desde la palma de una mano?

Anuncios

4 comentarios en “No soy nadie sin mi SmartPhone

    • Uy, a nuestra morada aún no ha llegado la tablet, Nene no es nada tecnológico y yo con el smartphone me apañaba porque paso mucho tiempo fuera de casa. Supongo que nos llegará cuando haya churumbel por medio. Gracias por los ánimos! Muak!

      Me gusta

    • Te lo prometo!!! Mi cara tuvo que ser un poema y más cuando me dice “utiliza tu cargador, no tengo ninguno para darte” Menos mal que antes de soltar un improperio Nene me agarró y nos fuimos……..12 horas tardamos en encontrar un móvil de este siglo 😉

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s