En busca de la maternidad (I)

Hoy os voy a hablar de uno de los motivos que me han traído hasta aquí: Quiero ser mami y no está siendo fácil.

Con todo lo que tengo que contar en mi mente y no se por donde empezar. Como todas las “buenas historias” creo que empezaré por el principio:

No soy muy niñera…..

Es verdad. Mis padres si lo son y mucho. Si hubieran podido hubieran tenido mogollón de niños pero los pobres míos se tienen que conformar con dos chiquillas muy distintas entre si. Yo soy la mayor y le saco a mi hermana 8 años y 9 meses……ojo lo que tardó en llegar la chiquilla. ¿Quizás la genética tenga que ver en mi tardanza?

Creo que nunca le cambié el pañal a mi hermana y mucho menos a otro bebé. El biberón si se lo he dado y porque hay fotos que lo atestiguan si no hasta lo duraría. Prefería estar por ahí a mis cosas, a mis muñecas, que estar pendiente de una mocosa que me acababa de quitar mi trono.

Mi enana, como me gusta llamarla cariñosamente, si es muy niñera. Ella quería ser maestra, aunque luego ha desarrollado otra profesión, porque le encantan los niños, jugar con ellos, hablar con ellos. Yo quería ser maestra porque me encantaba “mandar y organizar” y rodearme de papeles……y trabajo en una oficina de contable, igualito, verdad?

….y Nene tampoco lo es,…..

Nene es el pequeño en su casa. Son dos también y sólo se llevan 17 meses. Su familia es más pequeñita que la mía y no ha estado muy rodeado de bebés que se diga.

No es que no le gusten, sólo es que los ve tan chiquitines, frágiles y poco interactivos, y él es tan grande que se ve torpón. Debe pensar que tener un bebe se contagia y cuando ve un bebé no se acerca ni a empujones. Si le dices: Nene, dile algo al bebé, él responde “Buuhh”.

En cambio acércale una criaturita que tenga de 2 añitos en adelante……me derrito viéndole jugar con ella!

….entonces?

Eso es lo que os preguntareis una vez llegados hasta aquí.

Pues que mi reloj biológico me pide ser mami, experimentar eso que cuentan de “te cambia la vida” (con lo que me gusta ahora mismo la mia 😉 ), sentir el amor incondicional. Si he sido capaz de independizarme sin saber “freir un huevo”, creo que estoy preparada para criar una nueva vida.

Y que me encantaría darles a mis padres ese hombrecito que ellos no han podido tener. Me imagino a mi padre, a Nene y a un gordito jugando juntos a las construcciones o al balón y me muero!

Y si fuera gordita no pasa nada……disfrutaría haciéndole coletas a mi princesa y mi madre poniendole vestidos y lacitos……

…..continuará!

Anuncios

5 comentarios en “En busca de la maternidad (I)

  1. marifififi dijo:

    Lo de no ser niñeros no lo veo yo muy importante, cuando llegan, no es que te vuelvas niñero, es que te vuelves “niñero” de tu hijo, jajaja. Esperando ansiosa el próximo capítulo. Besos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s